Ortodoncia infantil

Ortodoncia infantil

Actualmente podemos escoger entre una gran variedad de tipos de ortodoncia, sin embargo la elección de un aparato u otro para realizar un tratamiento de ortodoncia  depende de la edad del niño o la niña que necesite el aparato. El tratamiento de ortodoncia infantil en muy habitual porque la edad temprana favorece una rápida mejora en la corrección de la posición de los dientes.

Entorno a los 7 años debe hacerse una visita al dentista para que evalúe el estado de la boca del niño, si su mordida se está desarrollando adecuadamente, o si por el contrario ya presenta algunos problemas de maloclusión.

 

Niños hasta 12 años.

Los niños de estas edades presentan una dentición mixta, es decir, todavía tienen algunos dientes de leche.

Es preferible esperar a que los niños tengan todos sus dientes definitivos para iniciar un tratamiento de ortodoncia infantil, pero a veces la gravedad de las maloclusiones hace necesario empezar los tratamientos cuando aun tienen algunos dientes de leche.

Aparatos removibles:

Colocados en uno de los maxilares o en los dos, provocan un efecto ortopédico que ayuda al correcto desarrollo de los huesos.

Brackets:

Suele colocarse a edades tempranas asociados a otros aparatos para facilitar que el recambio dentario se produzca correctamente.

Realizar un tratamiento en estas edades no significa que el niño no necesite algún tipo de aparato en el futuro, pero sí que será importante para mejorar significativamente el desarrollo de los huesos así como una correcta posición de los mismos.

Niños a partir de 12 años.

Brackets:

Todos conocemos este aparato fijo que se coloca sobre los dientes. Los brackets siguen siendo un sistema fiable que da grandes resultados a la hora de mejorar los problemas de maloclusión en los niños. Este aparato necesita ser ajustado y modificado periódicamente por su ortodoncista hasta lograr los objetivos deseados. El tiempo del tratamiento puede variar en función de las necesidades de cada niño.

Alineadent:

Este sistema de ortodoncia es removible, transparente y muy cómodo ya que no produce rozaduras de ningún tipo, por lo que a los niños les gustará mucho más que los brackets. Además este aparato puede quitarse para poder cepillarse los dientes con total normalidad.

Alineadent puede utilizarse para tratar la mayoría de los casos que necesitan ortodoncia. Esta opción es muy recomendable por su higiene y estética, pero es siempre el dentista quien tiene la última palabra sobre qué tipo de aparato de ortodoncia es mejor para cada niño.

Ver más sobre la ortodoncia invisible Alineadent.

En Médico Dental Princesa estaremos encantados de resolver cualquier duda sobre el tipo de ortodoncia infantil más recomendable para tus hijos.

Si te ha gustado este artículo por favor déjanos un pequeño comentario. ¡Mil gracias!

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *